Saltar al contenido
Tortuguera.com

¿Cómo hacer un Acuario para Tortugas?

Por pequeña que sea tu tortuga ahora, si le das las condiciones de vida adecuada, terminará creciendo hasta llegar a los 20 cm aproximadamente.

Así que es mejor pensar desde el inicio en tener un espacio adecuado para ella, donde pueda vivir y crecer sana.

Y si no quieres gastar mucho, hacer una tortuguera casera es una buena opción y es muy sencillo.  

Aquí te mostramos dos ideas, una para hacer un acuaterrario de tortugas que vivirán en el interior y otra para una tortuguera de jardín o exterior.

Acuaterrario exterior

Tortuguera Casera

Hacer un acuario para tortugas casero para las tortugas que vivirán dentro de casa es muy fácil y te llevará pocos minutos.

Sólo necesitas tener todo el material y en menos de 20 minutos tu tortuga podrá disfrutar de una nueva casa para tortugas con más espacio.

Materiales para tu propia tortuguera:

  • Una caja o contenedor de plástico grande.

  • Césped artificial.

  • Tupper de plástico o caja pequeña.
    Si la tienes, también puedes reutilizar la pequeña pecera o riñonera en las que se suelen tener a las tortugas bebés.

  • Pegamento de silicón, tijeras y cutter.

  • Un pedazo de plástico pequeño que funciones como rampa.
    Una tapa de tupper puede funcionar.

Última actualización el 2019-11-17 Vía Amazon API

Tutorial: Paso a Paso

  1. Con el cutter cortamos un pedazo de césped o pasto artificial del tamaño del tupper pequeño o con la forma de la riñonera si es que la tienes. Puedes definir los bordes con ayuda de las tijeras.

  2. Damos la vuelta al tupper o tortuguera y pegamos el césped sobre esta área plana con el pegamento.

  3. Recortamos un trozo de plástico o usamos una tapa de tupper pequeña como rampa. Cortamos otro pedazo de césped de ese tamaño y lo pegamos con silicón o pegamento especial para plásticos.

  4. Ahora tenemos la opción de pegar el tupper al fondo del contenedor grande o hacer tres o cuatro agujeros en el tupper pequeño o tortuguera para que entre el agua y no flote.

  5. Vertemos agua dentro del contenedor grande y listo tu tortuga puede estrenar su nuevo acuaterrario con zona para nadar y zona seca para descansar.
como hacer tortuguera

Para que tu tortuga se mantenga siempre sana es fundamental que el agua esté limpia.

Lo puedes conseguir cambiando por lo menos el 50% del agua cada tres o cuatro días o con un filtro externo que te facilitará mucho la limpieza.

Y recuerda que las tortugas son reptiles que crecen dependiendo del tamaño del contenedor en el que habitan.

Si ves que al ir creciendo tu tortuga no se puede mover con mucha facilidad será momento de hacer un acuaterrario con una caja más grande o comprar una pecera para tortugas de agua que tenga también zona seca.

Tortuguera de exterior

Si tu tortuga ya ha crecido es probable que esté necesitando más espacio y si eres de los afortunados en contar con un espacio de jardín o terraza puedes considerar mudar a tu tortuga fuera de la pecera para tortugas para que pueda vivir con más libertad en el exterior.

tortuguera de jardín

Para hacer una tortuguera de jardín existen muchísimas opciones, desde comprar un estanque en tiendas online que sólo tendrás que enterrar en tu jardín, hasta reciclar elementos que ya no sirven como una llanta vieja o un refrigerador abandonado.

Todo depende de qué materiales tengas a la mano y que tan bueno seas con las herramientas para transformar esos materiales en un acuario de exterior para tortugas.

Nosotros te dejamos un video de cómo lo podrías hacer paso a paso un acuaterrario reutilizando una llanta de forma muy creativa, aunque si no quieres complicarte mucho la vida puedes comprar un estanque prefabricado aquí y sólo instalarlo.

Recuerda que además del estanque, la tortuga seguirá necesitando de una zona seca donde pueda tomar el sol así que si no quieres que esté por todo el jardín con tanta libertad debes poner un perímetro de seguridad que de alto sea de dos veces el largo de su caparazón para que no pueda escalar.

También debes enterrar bien esa pequeña cerca para que no pueda cavar debajo de ella.

Y por último te aconsejamos que, si vives en una zona donde en invierno hace mucho frío, lo mejor será que tu tortuga vuelva al interior de la casa durante estos meses para que su salud no corra ningún peligro.